Compartir

Un deporte más igualado, democrático y sobre todo, con costes baratos. Es la nueva Fórmula 1 que propone Liberty Media a partir de 2021, una idea que a muchos de los equipos de la parrilla – sobre todo a los más fuertes – no parece convencerles.

El camino a seguir por los dirigentes también pasa por el empleo de unidades de potencia que permitan dar el máximo por el mínimo coste, reducir el número de sanciones y provocar de esta manera que el deporte sea impredecible.

OPORTUNIDADES EN CARRERA PARA LOS EQUIPOS MENOS FUERTES

Es la propuesta que Ross Brawn, mediador entre Liberty Media y equipos, considera ideal. Concibe como lo má sidóneo y una prueba a evaluar el mero hecho de ver a un coche diferente a Mercedes, Ferrari y Red Bull, algo que ya pasó el año pasado en el Gran Premio de Bakú, cuando Lance Stroll acabó tercero.

Brawn afirmaba que en el último Gran Premio asistíamos al mismo tiempo a dos carreras que tenían lugar en una sola: el duelo Mercedes-Ferrari y el resto de la parrilla. Una situación similar al dominio de Ferrari en los años de apogeo de Michael Schumacher, o McLaren con Ayrton Senna a finales de los 80.

Tan solo en los años en los que Fernando Alonso fue campeón, veíamos a Renault, Ferrari y a McLaren tener las mismas oportunidades de cara a ganar el campeonato, en comparación con las épocas mencionadas anteriormente, dónde solamente una o dos escuderías como mucho peleaban por el Mundial de Pilotos y el Mundial de Constructores.

MERCEDES, A LA CABEZA DE LOS DETRACTORES DE ESTA MEDIDA

El techo de gasto, el punto más delicado del nuevo acuerdo entre compañía propietaria y equipos, es de 150 millones de euros. Una cantidad “demasiado baja” para los grandes equipos según el jefe de Mercedes, Toto Wolff, que considera que una cifra 100 millones más alta una cifra “suficiente para garantizar al personal y a la estructura”.

Desde Brackley apuestan por conservar las tradiciones de la Fórmula 1 y focalizar el nuevo formato de la competición en aumentar el interés de los aficionados, audiencias y con los pilotos más rodados y experimentados en los mejores equipos.

EL ACUERDO ENTRE AMBAS PARTES,  MUY LEJANO TODAVÍA

A pesar de que en este inicio de campeonato se han producido reuniones para avanzar en la medida del techo de gasto, las posturas están muy lejanas a día de hoy y es muy complicado quea corto plazo se pueda producir un acuerdo entre ambas partes.