Compartir

Un derbi de Manchester siempre es especial, y más lo era el de este fin de semana en el que el conjunto que dirige Pep Guardiola tenía en su mano la posibilidad de proclamarse campeón. El partido, que no pudo comenzar mejor para los citizens con un 2-0 al descanso y una superioridad abrumadora, acabó con una remontada inesperada del equipo que dirige José Mourinho. 

El partido se calentó con continuas tanganas entre jugadores de los dos equipos, y el momento más polémico llegó justo al finalizar. Ander Herrera, que se dirigía al tunel de vestuarios, agachó la cabeza y escupió presuntamente al suelo, justo donde está implantado el escudo del Manchester City.

Esta acción del futbolista español ha levantado la polémica en los medios ingleses. Según asegura el diario 'Telegraph', el Manchester City culpa a Herrera por realizar un gesto “irrespetuoso e inmaduro”, aunque el United y el propio jugador desmienten que la acción fuese intencionada.

De todos modos, la polémica está servida de nuevo en un derbi, tras el escándalo del encuentro de ida protagonizado por los jugadores de ambos equipo en Old Trafford, que acabó con Mikel Arteta con una brecha en el ojo.