Compartir

Lewis Hamilton firmará con toda probabilidad con Mercedes su mejor contrato desde que aterrizó en la Fórmula 1. El piloto británico renovará por tres temporadas, hasta 2021, y se convertirá en el piloto mejor pagado de la parrilla cobrando 45 millones por temporada.

Según apunta 'Sport Bild', la subida de salario no se queda ahí. A eso hay que añadirle los ingresos publicitarios que el tetracampeón percibe, y por los que podría alcanzar los 50 millones, de tal manera que ganaría 150 millones en tres años.

De esta manera, supera a Fernando Alonso y a Sebastian Vettel como piloto mejor pagado, ya que ambos tienen un salario de 40 millones por temporada.