Compartir

Ha insistido tanto que al final ha podido conseguirlo.

El delantero del Real Madrid, Cristiano Rolando, nos regaló, sin duda, la imagen de la eliminatoria de Champions League.

Corría el minuto 63 cuando el astro portugués remató, de manera espectacular, un centro desde la derecha de Carvajal. Ronaldo se elevó a unos dos metros del suelo, se suspendió en el aire y golpeó la pelota de tijera. Buffon, el guardameta del equipo italiano, sólo sólo pudo acompañar  la pelota con su mirada hasta el fondo de la portería.

El tanto supuso el 0-2 en el marcador. y dejó prácticamente sentenciada la eliminatoria.