Compartir

El Mundial de Qatar, cuya celebración está fijada para el año 2022, ya tiene a su primer embajador: nadamás y nada menos que Xavi Hernández, que ha sido elegido por el Comité Supremo de Ejecución y Legado.

Campeón del mundo con la selección en 2010, el ex del Barça y actual jugador del Al-Sadd, dio a conocer la designación a través de su cuenta de Instagram, en el que muestra su satisfacción por poder ayudar en la promoción del torneo, cuyo objetivo es conseguir un cambio social. 

El máximo responsable de la organización del torneo, Hassan Al Thawadi, calificó a Xavi como un jugador “icónico, emblemático y sinónimo de futbolista de éxito y juego limpio”