Compartir

La renovación de Samuel Umtiti se ha convertido en una 'cuestión de Estado' para el Barça. Tanto es así que, después de no desvelar si iba a renovar o si se marchaba en una entrevista concedida al programa 'Telefoot', el francés meditaría irse del club azulgrana a final de temporada, según informa 'Sport'.

El motivo por el que las negociaciones están estancadas reside en la petición del jugador, que habría pedido un aumento de salario que llegaría hasta los nueve millones de euros. Sin embargo, el club no estaría dispuesto a acceder a este requisito del jugador y de su representante.

De esta manera, Umtiti podría acercarse al Manchester United, como petición de José Mourinho, que ya se fijó en el futbolista el pasado verano por su baja clausula de rescisión, tasada en 60 millones de euros.

Ante esta situación, la directiva del Barcelona estaría rastreando el mercado de fichajes en busca de sustitutos: los candidatos podrían ir desde una joven promesa de largo recorrido hasta un central de garantías: Matthijs de Ligt (Ajax), Lenglet (Sevilla) o incluso Lucas Hernández (Atlético) podrían ser algunos de los nombres.