Compartir

Jaylen Brown protagonizó la caída de lo que va de año, tras colgarse del aro en un mate y resbalar. Por momentos, la NBA dejó de respirar. El susto dejó el pabellón en un profundo silencio absoluto.

Sin embargo, el jugador terminó saliendo por su propio pie, ovacionado.

A cámara lenta, la caída es aún más escalofriante: