Compartir

El atleta sudafricano Mhlengi Gwala se llevó el susto de su vida el pasado martes. Mientras estaba entrenando, tres hombres le atacaron arrastrándolo hasta unos arbustos y le cortaron una pierna hasta el hueso, según informa la 'BBC'.

Según indica el citado medio, que recoge las declaraciones de testigos del suceso, trataron de amputarle una extremidad hasta el punto de que la cadena de la motosierra se quedó atascada. Los agresores aún no han sido identificados aunque se trata de un caso de homicidio, como indica un portavoz de la policía sudafricana.

Por otra parte, su compañero de entrenamiento Sandile Shange, aseguró que los médicos “podrán salvar sus piernas” y que podrá correr y andar “con normalidad”. Las muestras de apoyo no han cesado e incluso el atleta Henri Schoeman calificó el hecho ocurrido de “repugnante”.