Compartir

Desde hace varias semanas, Pep Guardiola porta el lazo amarillo en la solapa de su chaqueta, en apoyo a los políticos catalanes independentistas que se encuentran presos. La Federación Inglesa de Fútbol (FA) le ha avisado ya de que los símbolos políticos no están permitidos en el fútbol inglés, llegando a comparar incluso el lazo amarillo con ISIS o la Esvástica.

MARTIN GLENN, CLARO Y CONCISO

“No podemos ni queremos que el fútbol muestre símbolos políticos. Los símbolos que dividen no son buenos. Podrían ser símbolos religiosos potentes, podría ser la estrella de David, podría ser la hoz y el martillo, podría ser una esvástica o cualquier cosa. Estas son las cosas que no queremos”, señalan Martin Glenn, CEO de la FA.

Glenn dejó claro que desde la Federación están tratando de aplicar las leyes del juego. “¿Dónde trazar la línea? ¿Deberíamos tener a alguien con una insignia UKIP (partido independentista del Reino Unido),? ¿alguien con una insignia de ISIS?”, finalizó.