Compartir

El combate entre Scott Westgarth y Dec Spelman terminó con un final inesperado, fuera de ring. El boxeador británico, de apenas 31 años, falleció este fin de semana después de vencer a Spelman, en un combate de 10 asaltos que terminó ganando 95 a 92.

Al llegar al vestuario, tras una entrevista en la que ya se pudo comprobar que algo no iba bien, el oriundo de Newcastle fue socorrido por paramédicos que vieron al púgil muy mareado y débil. Al terminar el reportaje colapsó rotundamente y fue trasladado directamente al hospital.

Finalmente, este lunes se anunció su fallecimiento. Tras la noticia, muchos compañeros y exboxeadores han querido, a través de las redes sociales, dar el pésame a la familia y amigos de Scott.

“Dios bendiga a Scott. Un joven que haciendo un trabajo que ama perdió su vida, no tengo palabras. Mis condolencias a tu familia y a tu equipo. Han sido los días más difíciles que he tenido que soportar“, aseguró el promotor que organizó el evento del sábado, Stefy Bull.

Su rival, Spelman, ha mostrado su tristeza en su Twitter: