Compartir

El ex presidente y ex CEO de los Dallas Mavericks, Terdema Ussery, ha sido acusado por empleadas de la franquicia que lideró durante 18 años por acoso sexual y conducta inapropiada. Tal y como recoge la revista 'Sports Illustrated' ex empleados y actuales trabajadores del club definían el ambiente laboral como “tóxico”.

La revista citada admite que Ussery realizaba “comentarios fuera de tono” y “tocamientos”. La mayoría de las trabajadoras en sus testigos denunciaban que “no se sentían seguras al ir cuando iban a trabajar” y además de “tóxico”, describían el ambiente como un “zoo” y la cultura corporativa del anterior mandatario como “misoginia”, caracterizada por un comportamiento sexual “vejatorio”.

Ante las acusaciones recibidas, Terdema Ussery ha admitido sentirse “muy decepcionado” y defiende su conducta durante su estancia en la franquicia texana como “íntegra y empática” con sus compañeros. El actual propietario, Mark Cuban, admite que “no tenía constancia de los acontecimientos ocurridos”. El club ya ha despedido al responsable de Recursos Humanos, Buddy Pitmann, y al responsable de la página web oficial del equipo, Earl K.Sneed. 

La NBA, al igual que los Mavericks, ha sacado un comunicado oficial en su página web y publicado en sus redes sociales condenando los hechos que consideran “inaceptables”.