Compartir

Alexander Szymanowski (Argentina, 1988), de sangre porteña y corazón madrileño, es uno de esos futbolistas que marcan la diferencia, jueguen donde jueguen. El ahora segundo capitán del Leganés, lesionado, atiende a QUÉ! en plena eliminatoria frente al Real Madrid en Copa del Rey. Cuenta como está siendo su experiencia en Leganés, qué significa para él Madrid y el equipo, así como los sueños que le quedan por cumplir en el mundo del fútbol.

PREGUNTA: ¿Qué tal, cómo estás? ¿Cómo va la lesión?
RESPUESTA:
Bueno, bien. Entrando en la fase final de la recuperación para ayudar al equipo y volver a jugar, que es lo que más quiero. El otro día me di cuenta que todavía no estoy al 100%, que había que esperar un poquito más. Quiero estar lo antes posible para ayudar a los compañeros.

P: A pocos puntos de Europa… ¿sorprendente o merecido?
R:
Los milagros no existen. Es fruto del trabajo, no sólo de este año sino de un proyecto en el que llevamos tiempo trabajando, tanto el club como los trabajadores y cuerpo técnico. Se están viendo ahora los resultados.

P: Desde 2015 en esta casa, ¿cuál ha sido su mejor momento?
R:
Siempre ha habido buenos momentos. Destaco dos: el día del ascenso y otro, el partido en San Mamés frente al Athletic de Bilbao en el que conseguimos la permanencia del año pasado. Son dos momentos que rescato y destaco, pero en general son muchos y muy buenos los momentos que he vivido y vivo aquí en Leganés.

P: Por el contrario, de los malos momentos se dice que se aprende, ¿cuál ha sido la mayor lección que se ha llevado Szymanowski en este club?
R:
Los peores momentos que pasamos los jugadores son los que tienen lugar cuando no podemos jugar. El año pasado, estuve dos meses lesionado, por un esguince de rodilla. Este año, por una lesión totalmente diferente llevo dos semanas sin pisar el verde. Aprendemos a valorar cuando toca jugar y cuando toca participar. Valoras el triple cada vez que el entrenador confía en ti porque el campo es dónde al futbolista más le gusta estar. Llevo dos semanas fuera y ya lo estoy echando de menos, pero toca apoyar desde el otro lado. Siempre a capa y espada cuando a uno le toca jugar, pero también cuando no.

P: La imagen del club es otra muy diferente a día de hoy, ¿a dónde apunta realmente el Leganés?
R:
Sigue siendo no descender. En cuanto a magnitud del club se refiere y presupuesto, somos ambiciosos. Estamos en una posición de la tabla relativamente cómoda, pasada ya la mitad de la temporada. Nosotros siempre, en lo personal y lo colectivo, todo lo que sea mejorar los registros del año pasado será bienvenido. Si al final de año estamos peleando por algo más que el año pasado, por los puestos de arriba de Europa, no vamos a renunciar a ello. Todo el mundo tiene que saber y tener claro que el objetivo principal de este club es permanecer la mayor cantidad de años posibles en Primera División.

P: ¿Qué mensaje le lanza Álex Szymanowski a la afición para lo que resta de temporada?
R:
Tenemos la suerte de que casi todos los partidos Butarque está hasta arriba y no cabe nadie. Les diría que sigan animando y que no decaigan por algún resultado que no gusta. Que sigan ilusionados y nos sigan transmitiendo esa misma ilusión a todos nosotros. Estamos en un momento fantástico y, contando con la posición en Liga y las ganas que tenemos de eliminar al Real Madrid, buscaremos que el aficionado se ilusione con algo más.

P: Son 29 años muy bien llevados, 18 de ellos en Madrid, ¿qué le transmite esta ciudad?
R:
Madrid se ha convertido en mi lugar en el mundo. Es donde puedo desplegar el 100% de mi forma de ser. Me encuentro bien y veo que aquí todo está preparado para mi. Llevo aquí desde el año 2000, mi familia y yo hemos encontrado en esta ciudad el lugar para poder crecer y progresar. Ojalá pueda estar aquí muchos años, al final la familia es una de mis prioridades y que estén contentos aquí es lo que más cuenta.

P: ¿Qué sueños le quedan por cumplir?
R:
Ojalá me queden muchos años de fútbol. Es mi segundo año en Primera División. Siempre digo que estoy empezando a mi edad. En un futuro no muy lejano, me veo pudiendo disfrutar con el Leganés en aspiraciones mayores de las que tenemos ahora y que todos juntos podamos hablar de que el Leganés no solo ha hecho historia estando en la máxima categoría, sino siendo de los equipos destacados de la misma.