Compartir

El futuro de Robert Kubica finalmente estará pintado de blanco azul y rojo. Williams en 2018, eso sí, como piloto probador. Ese es el acuerdo al que han llegado ambas partes. 'L'Équipe' ya adelantaba hace dos días que la escudería británica le había ofrecido el puesto al piloto polaco, que podrá competir en pista algunos viernes a lo largo de la temporada.

Durante varias semanas se había especulado ya con la posibilidad de que Kubica, que vio truncada su prometedora trayectoria por culpa de un accidente en el año 2011, pudiera ser el elegido. En principio, era para ser pareja de Lance Stroll en parrilla oficial. Finalmente el elegido ha sido el ruso Sirotkin, que tiró del dinero de sus poderosos patrocinadores para obtener el preciado premio.

Así le dieron la bienvenida al piloto: