Compartir

No es la primera vez que Ferrari amenaza con marcharse de la Fórmula 1, ni tampoco es la última…por el momento. El reglamento que ha fijado Liberty Media, compañíaque tiene la totalidad de las acciones de la empresa matriz de la Fórmula 1, no convence a la cúpula de Maranello, que tensa la cuerda para tratar de cambiarlo.

Ross Brawn, figura clave en la dirección de la competición y cabeza visible de Liberty en Fórmula 1, asegura que en caso de que la escudería más laureada se marche, la competición “sobrevivirá”, ya que a su juicio, a pesar de la marcha de campeones del mundo, la Fórmula 1 “ha seguido adelante”.

A pesar de sostener en todo momento su deseo de que Ferrari permanezca y que no se pierda lo que el denomina “ADN Fórmula 1”, asegura no querer que el deporte dependa única y exclusivamente de lo que quieran tres o cuatro equipos: “Obviamente no queremos que se marchen, pero el deporte no se puede dirigir en base a lo que quieran los equipos, ya sea Mercedes, Ferrari o McLaren” sentenció.