Compartir

La carrera más dura del mundo. Así definió Cris Gutiérrez el Dakar cuando le preguntó Martín Velarde en “QUÉ! crack”. Y así está siendo. Superada en el jueves la etapa número, la competición sale de Perú para caer en Bolivia. Comenzaba Al-Attiyah reinando de la mano de Sam Sunderland e Ignacio Casale, pero en esta carrera nada es lo que parece, y ni mucho menos nada termina como empieza.

En general, buenas sensaciones para los pilotos españoles que continúan en la competición, como es el caso de Carlos Sainz, que ganó el jueves la sexta etapa, entre la ciudad peruana de Arequipa y La Paz, por delante del líder Peterhansel (Peugeot), al que le recortó hasta cuatro minutos y seis segundos. A poco menos de media hora se encuentra, 27 minutos y 10 segundos de su compañero de equipo.

En Motos, el Dakar descansa hoy con Meo (KTM) como ganador de la sexta etapa del rally. En la tabla general, Benavides (Honda), lidera pese a quedar ayer segundo. Toby Price, también de KTM, entró en el mismo tiempo que Benavides y mantiene la tercera posición. 

En Bolivia les espera a los guerreros del desierto más de 300 kilómetros cronometrados. Uno de los problemas principales será la altura, que jugará un factor fundamental.

En Motos, Joan Barreda ganó la etapa, pero Adrien van Beveren conserva todavía el liderato a cómputo general. Benavides marcha segundo.

Por su parte, Cris Gutierrez llega hasta la merecida jornada de descanso. La burgalesa completa la primera semana de carrera como líder de la categoría T1.S, al volante de su Mitsubishi Montero de DKR Raid Service. Tras seis etapas muy duras, la única piloto española del Dakar en coches acumula casi 43 horas de competición.

Sin embargo, son muchos los pilotos que han caído, varios de ellos de nacionalidad española, varios de ellos favoritos. Sebastien Loeb abandonó la carrera tras permanecer atascado en la arena durante dos horas. Además, su copiloto Daniel Elena se lesionó el cóccix en un descenso de una de las dunas. El entrenador Andre Villas-Boas también abandonó la carrera por fuertes dolores en la espalda, tras colisionar su vehículo contra una duna en la cuarta etapa.

Otro de los favoritos, Sunderland, tuvo que ser evacuado a un hospital de Lima tras dar un salto con su KTM que le provocó fuertes dolores lumbares. Había perdido toda la sensibilidad en los pies. Además, el pronóstico de Coma, director del Dakar, se está cumpliendo: “El que no se haya preparado específicamente en arena lo pagará”.

Además de la conocida baja de Nani Roma por quedarse inconsciente en mitad de la etapa, Menzies también tuvo que dejar la carrera, el pasado domingo, día previo al accidente del español.