Compartir

Volvió en el principio de año, con la mira puesta en disputar
el Open de Australia y volver a ser el jugador que había deslumbrado al mundo,
pero en un partido de exhibición previo a la temporada se le vio jugar de una
manera extraña y con diversos dolores, poco después desveló que era duda para
jugar el Open de Australia.

Salieron las informaciones de que era baja oficial y que
tenía que ser intervenido quirúrgicamente, esta mañana se ha producido la
operación
en el hospital St Vincent de Melbourne y el propio jugador ha puesto
como objetivo volver en Londres, en su torneo fetiche, Wimbledon, aunque antes
quiere volver a jugar el torneo de Queen´s para probarse. El tenista cumplirá un año fuera de las pistas, ya que su último partido fue el 12 de julio del pasado año frente a Sam Querrey.

El propio jugador ha compartido a través de su página oficial
de Facebook una foto en la que habla de que la intervención quirúrgica ha sido
todo un éxito y que ya piensa en la rehabilitación para volver a jugar al
tenis, con la cabeza puesta en reaparecer en la gira de hierba.

Un mensaje en el que explica lo siguiente: “Hoy me he sometido a una exitosa cirugía de cadera en el hospital st. Vincent en Melbourne. Me gustaría dar las gracias al Dr. John O ' Donnell y a todo el personal por estar detrás de mí. Espero con ganas volver al tenis competitivo durante la temporada de la gira de hierba. Gracias a todo el mundo por todos los buenos deseos y el apoyo en los últimos días. Volveré”