Compartir

Zinedine Zidane suele mantener constante su discurso. Tras el encuentro frente al Celta, que terminó con empate (2-2), fue preguntado en ruda de prensa por los fichajes que pueden llegar al club madridista. “No, de momento no quiero a nadie. Hasta el día 31 veremos, pero de momento no. ¿Por qué? Porque estoy contento con mi plantilla”, explicó el técnico blanco, tajante.

Los medios descartan al Real Madrid de la lucha por la Liga tras un nuevo tropiezo de los merengues, en un campo que siempre les ha traído problemas.

“Queda mucho. Hoy no podemos estar satisfechos. Mañana va a ser otro día. Mañana volveremos a trabajar. No vamos a hablar de LaLiga. Tenemos que volver al día a día, al partido al partido. Jugar con regularidad, pero no nos vamos a volver locos (…) No vamos a hablar de la Liga todos los fines de semana. Si perdemos puntos no podemos llegar. Hay que ir partido a partido y ganarlos”, aclaró Zidane, adoptando el famoso discurso de Simeone, con el que el Atlético ha cosechado tantos y tantos éxitos estas pasadas campañas.