Compartir

Es uno de las imágenes de la jornada, la mayoría de las personas que han tenido opción de ver a Adama jugar sabe de su potencial físico en el terreno de juego, pero lo que ha ocurrido en este encuentro se desmarca de lo visto anteriormente, ¡Qué barbaridad!