Compartir

En busca de minutos y de oportunidades en la cancha. Esto es lo que buscaba Laura Quevedo tras su marcha del Perfumerías Avenida. La falta de minutos, especialmente en Euroliga, donde aparte de estar poco tiempo en las pistas, sus promedios anotadores es han visto resentidos con esta reducción de minutos, superando de forma tímida el punto por encuentro. Es por eso que el propio club salmantino no puso trabas alguna para dejar que la jugadora se marchase, tal y como ha hecho en otros casos similares.

Al Al-Qázeres llega una jugadora con mucha experiencia nacional e internacional a pesar de su juventud, 21 años. La alero tiene gran capacidad de tiro exterior, algo que puede compenetrar muy bien al juego interior liderado por Joy y a desatascar algunas fases ofensivas del choque con su lanzamiento. En defensa, será un baluarte más y la importancia que tenga Quevedo en el campo debe ser bastante importante para un equipo que intentará con su refuerzo llegar a las 4-5 primeras posiciones de la tabla.

La afición celebra la incorporación y lo comparan como si de un 'Gordo' de Navidad se tratase, y no es para menos, que una subcampeona olímpica recale en tus filas. Además, el gran respeto y educación enrtre ambos clubes, especialmente a través de Twitter, refleja lo maravilloso que puede ser el baloncesto y el deporte. 

Para el equipo extremeño este fichaje debe suponer dar un salto de calidad y subir posiciones en la tabla. A corto plazo, el objetivo está claro: llegar a Zaragoza para disputar la Copa de la Reina. Además, el domingo tendrán el partido resolutivo, el partido clave contra un rival directo en la lucha como es el IDK Gipuzkoa que marcha en quinta plaza. La igualdad en la tabla es bastante visible y en caso de ganar el Al-Qázeres podría haber hasta un quíntuple empate a siete victorias, por lo que los puntos en el propio encuentro serán decisivos.