Compartir

Claudio Bravo se convirtió en pieza clave del pase del equipo de Guardiola a semifinales, deteniendo dos penaltis de la tanda y eliminando al Leicester de la Carabao Cup en su propio estadio.

El equipo de Guardiola se mete en la semifinal con un once plagado de suplentes, y que tuvo dominado durante los 90 minutos, hasta que el arbitro señaló un penalti en el minuto 96 de los 8 que añadió ante la mirada estupefacta del Pep Guardiola.