Compartir

El positivo de Chris Froome en una de las pruebas antidopaje de la Vuelta Ciclista a España que ganó este 2016 ha hecho que el mundo del ciclismo se llene de reacciones a él. El último de todos ha sido el de la mujer de Bradley Wiggins, compañero de equipo de Chris Froome y que le ha calificado de 'reptil rastrero' en Twitter.

Esto me pone enferma. Nada en las noticia. Si tuviera que dar una teoría de la conspiración, alegaría que ellos utilizaron a mi chico como chivo expiatorio con el propósito de cubrir a este reptil rastrero” rezaba el post de Facebook en el que la mujer de Wiggins se despachaba a gusto.

Las críticas a la mujer de Wiggins no han tardado en llegar y tanto Vincenzo Nibali como Tony Martin han denunciado el doble rasero en el trato al ciclista británico.