Compartir

Chris Froome, investigado por presunto dopaje con Salbutamol durante la pasada Vuelta a España, la cual ganó, se ha defendido diciendo que no se avergüenza de haber usado ese medicamento, ya que es asmático y pide que no se manipule la información sobre estos deportistas con esta patología. “Es triste ver argumentos erróneos sobre el uso de Salbutamol por atletas asmáticos”.

Froome dijo que este tipo de acusaciones pueden infundir miedo en aquellos deportistas que sufren de asma y que estos no inhalen ese medicamento por temor a ser juzgados.

El patrón del equipo francés FDJ, afirmó que “hay que sacar a enfermos como Froome del pelotón” alegando que si durante una carrera sufre de asma, debe abandonar la carrera no seguir en ella e inhalar el medicamento.