Compartir

Se da cuenta de que su rival está en el suelo lesionado de la rodilla e inmediatamente pone su cuerpo encima para que no puedan pisarlo, ya que la jugada continuaba.

Esto demuestra una deportividad extrema en un deporte tan duro como el rugby.