Compartir

Siete años ya de una de las goleadas que pasarán a la historia del barcelonismo y también de los Clásicos entre Barcelona y Real Madrid. Primer año de José Mourinho al frente del conjunto madridista y su primer Barça-Madrid se llevó un serio correctivo.

Xavi, Pedro, Villa por partida doble y Jeffren anotaron los goles de aquel partido en el que el equipo de Guardiola se llevó por delante al Real Madrid. Un dominio claro y absoluto del partido durante los 90 minutos, con el control del balón y sin dejar oportunidad alguna al rival. Aquel día Sergio Ramos terminó expulsado por acometer una entrada dura, a destiempo y sin sentido a Leo Messi. Además, aprovechó para agredir de manera gratuita a Carles Puyol y a Xavi Hernández.

Otro de los momentos cumbre del Barça en aquel partido fue la 'manita' de Gerard Piqué, que la sacó a pasear una vez que Jeffren marcó el quinto y definitivo gol.