Compartir

Una jugada que llegó tras un corner despejado del conjunto blanco cayó en los pies de Luis Milla, que disparó sin pensarlo dos veces, un tiro que salió a la parte alta de la portería de Keylor Navas, pero fue un disparo centrado y francamente parable para un portero como el madridista.

Ese balón mantiene el eterno debate de la portería del Real Madrid que nunca ha acabado de tener polémica desde la llegada de Mourinho al conjunto blanco.