Compartir

Los sixers se llevaron el duelo ante Los Ángeles Lakers en el Staples Center por 115-109. Durant el encuentro, el ala pivot de los de Philadelphia, Joel Embiid, anotó el punto de la noche al realizar una peculiar acción en el lanzamiento de un tiro libre.

Covington, pensando que iba a fallar el lanzamiento, se llevó en un primer instante las manos a la cabeza por haber fallado una canasta fácil aunque al momento reaccionó con signos de alegría y satisfacción al anotar el tiro libre. El sentimiento de incredulidad le invadió por completo.