Compartir

Ander Herrera se ha convertido en uno de los ídolos de la afición, además de ser un fijo en los esquemas de José Mourinho, desde que el ex del Zaragoza y del Athletic aterrizase en Old Trafford en 2014. El año pasado cogió todo el peso del equipo y era un fijo en las alineaciones junto a Pogba y Fellaini.

Tan especial es Ander en Manchester que la directiva quedó con el jugador y su representante en prorrogar su contrato para este mes de Noviembre, aunque a falta de una semana de que comience el penúltimo mes del año, no se han producido dichos contratos. El contrato de Herrera termina el próximo verano y los grandes equipos como el Barcelona, que ya le quiso este último verano, acechan para llevarse al español, y el Manchester United ya comienza a ponerse nervioso de pensar que puede perderlo. 

A pesar de ello, el United sopesa activar la renovación automática por un año más siempre y cuando las cosas puedan torcerse en el caso de que el centrocampista negocie con otros clubes.