Compartir

Cuando todo el público de Oakland celebraba la victoria de Warriors, el replay que disponen los árbitros dictaminó que el tiro de Durant entró fuera de tiempo, y por tanto, Houston Rockets era el vencedor del encuentro.