Compartir

Las victorias del Gipuzkoa Basket tienen un mismo denominador común: Henk Norel. El interior holandés está sorprendiendo a toda la competición y ha conseguido su segundo MVP consecutivo tras ser el líder en las dos victorias de su equipo en ACB.

Además, el holandés es el máximo anotador y reboteador de la liga, promediando 21,7 puntos y 12 rebotes por partido, sacando más de tres rebotes al segundo en esta faceta anotadora.

Sus estadísticas si jugase los 40 minutos asustan, y es que promediaría 35,6 puntos, 19,6 rebotes y tendría 52,6 de valoración. Una autentica bestialidad dado que no llega a los 25 minutos por encuentro.