Compartir

El encuentro de la Ligue 1 entre el Olimpique de Lyon y el Angers estuvo cargado de polémica por una expulsión cuanto menos curiosa. Marcelo, jugador del Lyon, vio la cartulina amarilla por cortar un contragolpe del Angers, que ganaba 3-1. Al sacar el árbitro la tarjeta, el brasileño no se mostró conforme a la decisión, y en un gesto totalmente involuntario, golpeó la tarjeta e instantes después el árbitro le expulsó al entender que el futbolista había tirado al suelo de manera desproporcionada la tarjeta.