Compartir

De nuevo un profesional del mundo del fútbol se las ve con Hacienda. En esta ocasión se trata del que fuera entrenador del Real Madrid, José Mourinho. La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra él por dos delitos contra la Hacienda Pública relacionados con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Las infracciones se habrían cometido supuestamente durante los años 2011 y 2012. En total la cantidad defraudada que se le atribuye asciende a 3.304.670 euros.

Según la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía de Madrid, que ha sido quien ha presentado la denuncia ante el Juzgado de Instrucción Decano de Pozuelo de Alarcón, el fraude se corresponde a los ingresos por derechos de imagen. Para ocultarlos, Mourinho habría empleado una sociedad con sede en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes.   

Mourinho firmó el 31 de marzo de 2010 un contrato de trabajo con el Real Madrid y trasladó su residencia a Madrid, motivo por el cual adquirió la condición de residente fiscal en España. Sin embargo, “con ánimo de obtener un beneficio ilícito”, presentó en plazo sus declaraciones de los ejercicios 2011 y 2012 sin declarar sus ingresos procedentes de la cesión de sus derechos de imagen.