viernes, 7 agosto 2020 12:08

El Barcelona castiga los errores del Espanyol en el derbi

El mediapunta espanyolista fue clave en la derrota 0-3 de su equipo ante el Barcelona. El sanluqueño tiró fuera una ocasión clarísima a los cinco minutos del comienzo -que pudo cambiar el devenir del partido-, y le regaló el primero a Luis Suárez en un pase atrás en el 50'. De nada sirvió el buen entramado defensivo que ideó Quique Sánchez Flores para anular a los culés. Messi asistió a Rakitic en el segundo y Suárez aprovechó un error en un despeje de la zaga blanquiazul para hacer el definitivo 0-3. Se cumple una década de la última victoria en casa del Espanyol, en los derbis de Liga.

Al Barcelona le costaba generar ocasiones de peligro en la portería del ex madridista Diego López. La telaraña táctica del entrenador perico cundía efecto, y ni Messi lograba deshacerse de tantos jugadores espanyolistas a su alrededor. Los de Luis Enrique no encontraban el hueco por el que meterse, y así se llegó al final de los primeros 45 minutos.

Tras la reanudación, el Barcelona apenas tardó cinco minutos en abrir el marcador de la forma más inesperada. José Manuel Jurado, probablemente el jugador más fiable en el pase del equipo blanquiazul, envió un balón atrás que se quedó en tierra de nadie, y que el más listo de la clase como es Luis Suárez supo aprovechar para irse solo contra el portero y hacer el 0-1. El uruguayo cambiaba así el partido y hacía inútil el planteamiento defensivo de Sánchez Flores. El Espanyol ahora tenía que abrirse en busca del gol.

Con el marcador a favor, los azulgrana estaban más relajados. Por contra, los espanyolistas empezaban a dejar más espacios y el Barcelona estaba cada vez más cómodo. Fue entonces cuando apareció el crack argentino, Leo Messi, en el minuto 76 para hacer una de las suyas y asistir a Rakitic para que, con un golpeo sutil con la izquierda, pusiera el balón al palo más alejado del guardameta perico y acabase dentro de  la red.

El 0-2 parecía demasiado castigo para el buen trabajo los jugadores blanquiazules durante algo más de una hora. Sin embargo, el conjunto perico acabaría por recibir un mayor correctivo con el tercer tanto culé y segundo en la cuenta particular de Luis Suárez. El uruguayo se aprovechó de un fallo en el despeje de la zaga espanyolista para plantarse mano a mano contra Diego López y batirle de nuevo.

Con esta importantísima victoria, los de Luis Enrique recuperan el liderato y vuelven a meter presión al Real Madrid en la lucha por el título de Liga, a falta de tres jornadas (una más para el conjunto blanco).

Artículos similares