Compartir

Diego Armando Maradona, el que fuera astro del fútbol argentino, ha dejado un reguero de altercados en su paso por la capital.

Maradona aterrizaba en Madrid el pasado lunes. El motivo de su viaje era la eliminatoria de Champions League que enfrentaba a Real Madrid y Nápoles, club del que 'El Pelusa' es embajador oficial.

Tras una cena con su novia, Rocío Oliva, de 26 años, en el Hotel Eurostar Suites Mirasierra se produjo el primer altercado. Al salir, 'El pelusa' se encaró con un periodista de la Cadena Cope, Ángel García. 

Cuando el reportero le hizo una pregunta, el exfutbolista le golpeó el micrófono, “nos hemos llevado un golpe de Diego Maradona“, denunció el periodista. La amenaza de Maradona quedó registrada en los micrófonos: “Si yo te pego, te estropeo“.

La primera noche de Diego en la capital debió ser movida.

Hacia las 8.30 horas de la mañana efectivos de la Policía Nacional se personaban el citado hotel, alertados por una denuncia de malos tratos.

Rocío Oliva había avisado al personal de recepción asegurando que estaba siendo agredida por su novio. Cuando fue interrogada por la Policía, Oliva se desdijo y alegó que tan sólo se trataba de “una fuerte discusión“. No se presentaron denuncias.

El último capítulo de sucesos se produjo tras la tradicional comida de clubs. A la puerta de un céntrico restaurante madrileño, Maradona salía en un previsible estado de embriaguez, sin casi poder articular palabra. 

Los asistentes a la comida alucinaron con el estado del astro argentino, entre ellos Emilio Butragueño, cuyos gestos de sorpresa fueron 'cazados' por las cámaras de televisión.