Compartir

El partido arrancó con el público del Sadar enfervorecido y un ritmo intenso, con un Real Madrid que buscaba el juego directo con balones en largo y una defensa de cinco bastante inesperada, por su parte el Osasuna intentaba más la combinación. Los primeros diez minutos fueron de dominio total del conjunto blanco. Pero a partir de ahí el equipo rojillo tomaría el peso del partido. Pocos minutos después, un balón dividido en el centro del campo haría que los aficionados y los propios jugadores se estremecieran al ver la gravísima lesión de Tano Bonnin. El hoy lateral derecho de Osasuna chocaba de manera fortuita con Isco Alarcón al disputar la pelota y el jugador de origen hispano-dominicano se marchaba entre lágrimas sobre la camilla, con una fractura de tibia y peroné en su pierna derecha.

Entró al campo David García, y Osasuna siguió dominando la primera mitad y cuando mejor estaban los navarros una buena jugada de Karim Benzema en el minuto 23, acabaría en el primer gol del Real Madrid. El jugador francés filtraba un balón en profundidad a Cristiano Ronaldo que golpeaba con la derecha y Sirigu portero de Osasuna no era capaz de repeler el chut del portugués (una acción en la que el guardameta quizá pudo hacer algo más.)

Poco le duró la alegría al Real Madrid y es que en el minuto 32, el mejor del partido en el conjunto osasunista, Sergio León, ponía las tablas en el marcador tras un gran pase de Fuentes a la espalda de la defensa del Real Madrid que llegaba al delantero y con una sensacional vaselina batía a Keylor Navas. Así terminaba la primera parte con 1-1 en el marcador, un resultado que reflejaba lo visto sobre el irregular terreno de juego del Sadar. Un césped nuevo que aún no se ha asentado bien y que no favoreció a ninguno de los dos equipos.

La segunda parte empezó con el mismo guión y una nueva lesión por parte de Osasuna, esta vez era el lateral izquierdo y autor de la asistencia, Fuentes, el que tenía que abandonar el campo, en su lugar entraría Clerc. En el minuto 55 se producía otra lesión de gravedad y es que David García al intentar robar la pelota a Danilo, pisaba al brasileño en su tobillo izquierdo y se marchaba del campo dando lugar a que entrara James. Danilo fue trasladado al hospital de Navarra para someterse a más pruebas.

Con la entrada del colombiano, el partido cambió y es que el Madrid volvía a la defensa de cuatro, empezó a dominar el encuentro de forma más clara, tanto es así que en el minuto 62 Isco marcaba el 1-2 tras una jugada de Benzema, el nueve blanco se internaba dentro del área y dejaba el balón muerto tras tropezarse, pero el malagueño más rápido que la defensa se hacía con el balón y la cruzaba ante Sirigu. Destacar que durante la celebración un objeto caía en la zona del córner e impactaba a Luka Modric en la cabeza, sin mayores consecuencias.

Después de ponerse en ventaja el Real Madrid controló el partido con bastante tranquilidad y sólo Sergio León hizo intervenir a Keylor Navas en un par de ocasiones. Buen partido del portero del Real Madrid. El Madrid llegaba una y otra vez pero no terminaba de definir, incluso Cristiano Ronaldo pidió penalti en el minuto 75, tras un agarrón de David Gracía que el colegiado Iglesias Villanueva decidió no señalar.

Pocos minutos antes había entrado al campo Lucas Vázquezel que cerraría el partido marcando el 1-3 definitivo, una recuperación de Marcelo tras un mal saque de banda de Osasuna, era aprovechada por el lateral blanco para meter un balón en profundidad a la banda derecha a Cristiano Ronaldo, y el portugués de forma habilidosa dejaba pasar el balón que llegaba a pies de Lucas Vázquez, que con una sutil vaselina superaba a Salvatore Sirigu.

Victoria del Real Madrid que sigue siendo líder con 49 puntos y dos partidos menos, y una nueva derrota para Osasuna que se hunde en la tabla con 10 puntos, a 8 del Leganes que jugará mañana un partido vital a las 16:15 de la tarde en su estadio frente al Sporting