Compartir

Las palabras de Gerard Piqué tras los partidos frente al Athletic Club, en Copa, y Villarreal, en Liga, podrían acabar con una sanción al central culé.

Las críticas realizadas por el internacional español no han gustado en el seno del Comité de Árbitros que han denunciado al jugador ante el Comité de Competición.

Se han abierto dos expedientes, uno por cada partido y que probablemente tendrán consecuencias económicas para el jugador.