Compartir

No pudo ser. En la última carrera Lewis Hamilton tenía opciones de proclamarse campeón del mundo, pero no solo le valía con ganar la carrera.

En el GP de Abu Dhabi, el inglés ganó, pero el alemán entro segundo y le valió para mantener su ventaja.

Con esta victoria, Nico Rosberg emula a su padre, fue campeón del mundo en 1982.