Compartir

La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido dar 'carpetazo' a la 'Operación Puerto' con una sentencia histórica en la que el juez ha aceptado la petición de las autoridades deportivas y la fiscalía de entregar las 211 bolsas de sangre y plasma requisadas al doctor Eufemiano Fuentes para poder identificar a los deportistas que se realizaban autotransfusiones para mejorar su rendimiento.

De esta forma, el juez Alejandro María Benito permitirá que la AMA, la Agencia Mundial Antidopaje, podrá cotejar las bolsas de sangre o el plasma con el ADN que consideren necesario mientras que no provenga de una base de datos que pertenezca a la policía. La AMA controla muestras de miles de deportistas que han pasado el control antidoping, conservando congeladas todas sus muestras.

En la sentencia, sorprendentemente, eso sí, el juez ha absuelto de todos cargos de delito contra la salud pública al propio Eufemiano Fuentes, el cabecilla de esa red de dopaje. También quedan eximidos de responsabilidad, Ignacio Labarta, Yolanda Fuentes, Manolo Saiz y Vicente Belda, quienes podrán recuperar su protagonistmo en el deporte.

Pese a que se trata de una buena noticia, aunque se conozcan el nombre de los deportistas a los que pertenecían las bolsas de sangre, no podrán ser sancionados. Las faltas prescribieron en el año 2009, es decir, tres años después de que se iniciara la Operación Puerto.

En su momento, únicamente cinco ciclistas fueron suspendidos, ninguno de ellos en España. Fueron Jan Ullrich y Jorg Jaksche en Alemania y Alejandro Valverde, Ivan Basso y Michele Scarponi en Italia.