Compartir

La ley seca ha llegado a Francia, en concreto a las ciudades que son sede de la Eurocopa, después de los terribles disturbios que han tenido lugar en Marsella entre los hinchas rusos e ingleses. Se ha prohibido la venta y el consumo de alcohol en los perímetros sensibles durante los días y la víspera de los partidos. 

De esta forma pretenden paralizar los altercados que han tenido lugar y han acordado que la prohibición sea “la víspera y los días de partidos y los días de apertura de las zonas de hinchas”. No se podrá comprar ni beber alcohol en la calle, en las tiendas y en los establecimientos autorizados a que los clientes se lleven lo que compran. 

Hoy ha tenido lugar otro suceso durante la Eurocopa a causa del alcohol y es que un hombre irlandés ha fallecido tras caer borracho al mar desde el paseo marítimo de Niza y golpearse contra unas rocas.