Compartir

Leo Messi se ha sentado hoy ante el juez como acusado por fraude fiscal. En su declaración ha asegurado que confiaba en su padre y en la administración que hacía de su patrimonio, y que él simplemente se dedicaba a jugar al fútbol.

“Yo me dedicaba a jugar al fútbol. Confiaba en mi papá para estos temas. No conocía las sociedades ni nada, este tema nunca me ha interesado, ha asegurado el futbolista argentino al ser preguntado por el fraude del que está acusado.

Por otro lado, Leo Messi ha explicado que eran los asesores fiscales del despacho Juárez los que se encargaban de las operaciones tributarias. “Creo que lo controlaban todo. Mi papá se había encargado de que fueran los abogados que llevaran las cosas. Para eso están”.

Cuando le han preguntado si sospechaba de que sus gestores podrían estar incumpliendo las obligaciones tributarias, ha respondido: “No sé nada de eso, nunca me interesé, sinceramente”.

En el juicio, celebrado en la Audiencia de Barcelona, el argentino se ha negado a responder a las preguntas de la Abogacía del Estado, única parte que le acusa en este juicio.

Antes que Leo Messi ha declarado su padre, Jorge Messi, que tampoco ha contestado a las preguntas de la Abogacía del Estado.

“Desde que comenzó la carrera de Leo siempre intenté facilitarle la vida. Él jugaba, yo le acompañaba con las necesidades”, ha explicado Jorge Messi.

Sobre el tema de los derechos de imagen de su hijo, ha explicado lo siguiente: “Yo hablé con Nike porque era el único que conocía al agente de Nike, pero nada más. No sabía detalles de los contratos ni tampoco de la ubicación de las sociedades”.