Compartir

A la espera de la decisión que tome este viernes el juzgado, la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, la asociación de juristas Dretsy la Plataforma ProSelecciones Deportivas Catalanas han decidido llevar a cabo una curiosa iniciativa a modo de protesta ante la prohibición de la Delegación del Gobierno de acceder al campo de la final de la Copa del Rey con banderas esteladas.

Para ello se repartirán más de 10.000 banderas de Escocia entre los aficionados del F.C. Barcelona. A través de un comunicado han querido asegurar que la elección de este símbolo es “porque permite denunciar la diferencia de trato que recibe Catalunya por parte de España con respecto a lo que tiene Escocia con el gobierno de Reino Unido”.

El fin de repartir estas banderas es que los culés las desplieguen justo cuando los jugadores salten y en el minuto 17.14. El minuto escogido no es casualidad. La razón es que 1714 fue el año en que Cataluña perdió la guerra ante las tropas de Felipe V.