Compartir

De Felipe, bravo defensa que disputó 170 partidos oficiales con el Madrid y que fue uno de los héroes que conquistaron en Bruselas la sexta Copa de Europa del equipo blanco, es un clásico en la historia de la entidad de Concha Espina. Incluido en la generación de los 60, del llamado Madrid 'de los Yé-Yé', llevó al equipo junto a sus compañeros -con leyendas como Pirri o los últimos años de Di Stéfano-, a una de sus etapas de mayor esplendor.

El Real Madrid lo describe en su página web como un “central valiente” cuya presencia fue “esencial en la conquista de cinco Ligas y una Copa de España”. De Felipe no tuvo la misma suerte con la selección nacional. Sólo una vez vistió la camiseta roja y fue precisamente en su debut cuando se rompió el menisco y estuvo inactivo durante meses. Casi toda su trayectoria deportiva estuvo ligada al Real Madrid. Comenzó despuntando en las categorías inferiores y en la temporada 1964-65 ascendería a la primera plantilla. Tras muchos años con los de Chamartín, De Felipe se marchó al Español, donde acabó colgando las botas.