Compartir

Madrid, 10 abr (EFE).- Un empate en casa contra el Tenerife apartó al Alavés del liderato de la clasificación en la jornada 33 de la Liga Adelante, ahora en poder del Leganés, que disfrutó de un fin de semana redondo tras golear el sábado al Valladolid (4-0), mientras que el Oviedo subió a la tercera posición ante el Numancia.

Un solo punto en Mendizorrotza, donde no vence desde hace dos meses y encadena cuatro empates, fue la respuesta insuficiente de este domingo del conjunto vitoriano ante la presión del Leganés, con el que comparte la cima con 57 puntos, pero en el segundo puesto porque sus enfrentamientos directos favorecen al equipo madrileño.

En el minuto 86, un gol para el Tenerife de Alexander Mesa, 'Nano', restó dos puntos al Alavés, que había remontado el 0-1 del mismo goleador en el minuto 13, con tantos de Juli Cerdá (1-1, m. 25) y Sergio Mora (2-1, m. 47), y que perdió el liderato de la clasificación, aunque mantiene su plaza en ascenso directo.

Por detrás, el Oviedo persigue a Leganés y Alavés a cinco puntos desde la tercera plaza, recuperada con su victoria contra el Numancia (1-0) con un gol de Toché en el minuto 82, cuando su rival jugaba en inferioridad por la expulsión en el 71 de Ripa. Después también vio doble amarilla, en el 85, el local Susaeta.

Desde ese triunfo, su segundo consecutivo en casa, construyó el conjunto asturiano su vuelta al podio de la tabla, provocado también a la misma hora por la derrota del Nástic, superado en Huesca por 2-0. Christian Fernández, en el minuto 11, y el venezolano Alexander González, en el 62, sellaron el triunfo del club oscense.

Y la caída a la cuarta posición del bloque tarraconense, que también se dejó en El Alcoraz, donde una granizada detuvo el partido durante unos diez minutos, una racha de doce partidos sin perder. No era derrotado desde el pasado 9 de enero, cuando cedió en su estadio con el Lugo (1-2). Luego ganó cinco duelos y empató siete hasta hoy.

En el quinto puesto reaparece el Zaragoza, que remontó al Mallorca en La Romareda con dos goles de estrategia (2-1). Los dos los marcó Albert Dorca, en los minutos 35 y 68, para levantar el 0-1 con el que se había adelantado el conjunto balear con un tanto de Manuel Arana en el minuto 10.

Las posiciones de promoción de ascenso las completa el Alcorcón, beneficiado por el empate entre el Osasuna y el Elche en El Sadar (0-0), los dos con 49 puntos, los mismos que el quinto y el sexto puesto, pero ambos por debajo de esas plazas por su peor diferencia de goles, a falta de que se definan todos sus duelos directos.

Tampoco ganó el Córdoba, fuera de las posiciones de ascenso 26 jornadas después y doblegado en su estadio por el Albacete (2-3) con un gol de Jorge Pulido en el tiempo añadido, en el minuto 93, cuando el encuentro caminaba invariablemente hacia el empate. Antes, Portu marcó los dos goles visitantes y Fidel y Florin Andone los locales.

Es un impulso vital para el conjunto manchego, que reparte victorias y derrotas, con dos de cada, desde la vuelta de César Ferrando a su banquillo, pero que aún prosigue a cuatro puntos de la zona de permanencia, marcada por el Huesca con su citado reencuentro con la victoria ante el Nástic después de cuatro derrotas seguidas.

El Bilbao Athletic, en el fondo de la tabla; el Llagostera, antepenúltimo y que ganó precisamente el sábado al filial rojiblanco; y el Almería, que igualó el sábado con el Alcorcón, completan la zona de descenso a Segunda B, sin opción de descuido para Mallorca y Ponferradina, con sólo cuatro puntos de renta. EFE