Compartir

Toni Caravaca, de 11 años años, es la fiel promesa del Barça. Un golazo suyo al Real Madrid con los alevines culés ha dejado boquiabierto al mundo del fútbol.

Lo marcó durante la Mediterranean International Cup, pero no es la primera vez que una jugada suya da la vuelta al mundo.

Los regates que hace a los jugadores del equipo contrario son dignos de la mejor versión de Messi o CR7. Con un chaval así, el Barça puede asegurar muchos éxitos en el futuro.