Compartir

Madrid, 27 mar (EFE).- El Valencia Basket se convirtió este domingo en el segundo equipo clasificado para 'playoff', algo que ya consiguió el Barcelona Lassa la semana pasada, mientras que el Real Madrid se afianza en la tercera posición de la Liga Endesa tras ganar al CAI y aprovecharse de la tercera derrota consecutiva del Laboral Kutxa.

El Barcelona ha afianzado su liderato en casa del colista Retabet.es (69-84) en un encuentro dominado con comodidad por los de Xavi Pascual en el que destacó el triángulo formado por Aleksander Venzenkov, Ante Tomic y Tomas Satoranski.

Con un triunfo menos sigue segundo el Valencia Basket, que se olvidó este domingo de sus bajas, certificó su presencia en los 'playoff' y recuperó en el Fontes do Sar su acierto (79-91) ante un Rio Natura Monbus Obradoiro luchador que no sale de su mal momento.

En la tercera plaza se afianza un Real Madrid que se consoló ante el CAI (96-84) de sus últimas derrotas y tomó aire en Liga, consolidándose en la tercera plaza tras el nuevo tropiezo del Laboral Kutxa, al que visitarán el viernes en Euroliga en una nueva final para seguir vivos en la máxima competición continental.

El Herbalife Gran Canaria fue el verdugo de los vitorianos, a los que se impusieron por 93-90 en las islas, en un encuentro intenso e igualado que se decidió por el acierto de Salin en la recta final de un enfrentamiento con sabor a eliminatorias por el título.

Por su parte, el Montakit Fuenlabrada, liderado por su base Jonathan Tabu (34 puntos y 34 de valoración), se llevó la victoria de la pista del Morabanc Andorra por 80 a 89 en un partido en el que supo templar mejor los nervios que el rival.

En Málaga se disputó uno de los partidos más igualados entre dos equipos que buscan una plaza en el 'playoff'. El Unicaja acabó remontando en un gran último cuarto ante un buen Dominion Bilbao Basket que al menos conserva el 'basketaverage' en caso de empate entre ambos.

El Universidad Católica de Murcia logró de forma agónica, ante el Baloncesto Sevilla (80-76), su séptima victoria consecutiva en casa, en un partido con mucha más tensión que buen juego y en el que los bases Facundo Campazzo y Carlos Cabezas, con 33 puntos y 22 de valoración entre ambos, acabaron siendo letales.

Y el Movistar Estudiantes, que buscó la que hubiera sido su tercera victoria consecutiva, acabó perdiendo ante el Iberostar Tenerife por 80-84, dando un pasito para atrás en sus aspiraciones de salvación tras las dos victorias anteriores ante Bilbao y en Valencia.

En todas las pistas se guardó un minuto de silencio en memoria por las víctimas de los atentados de Bruselas, al igual que ocurrirá este lunes en el FIATC Joventut-ICL Manresa que cierra la jornada. EFE

asc/arh