Quantcast
miércoles, 28 octubre 2020 1:26

El Athletic llega al parón exhausto pero ilusionado con Europa

Ramón Orosa

Bilbao, 21 mar (EFE).- El Athletic Club ha llegado al último parón de la temporada exhausto por el exigente calendario al que ha tenido que hacer frente, pero muy ilusionado con lo que le pueda deparar un tramo final del curso en el que aspira a superar los cuartos de final de la Liga Europa y, vía Liga BBVA, a alcanzar la última plaza que clasifica para la Liga de Campeones.

La derrota de la última jornada en Cornellà-El Prat, donde desaprovecharon haberse puesto por delante en el marcador, ha frenado la buena racha de los de Ernesto Valverde, que en el último mes ha superado dos rondas europeas, los dieciseisavos y los octavos de final ante Olympique de Marsella y Valencia, y encadenaban cuatro victorias seguidas en Liga.

Consecuencia de ello, los leones están a dos eliminatorias de la que sería la tercer final europea de su historia, las dos anteriores también en la misma competición, y a siete puntos de unos puestos de 'Champions' que hace solo cuatro jornadas tenía a 14 puntos.

Las esperanzas de recortar aún más puntos al cuarto, el Villarreal, se basan en un calendario en principio propicio para seguir sumando si mantiene el nivel que lleva dando durante toda la temporada.

De las ocho jornadas que quedan para el final del campeonato liguero, el Athletic jugará cinco en casa y solo tres fuera. Por San Mamés pasarán, sucesivamente, Granada, Rayo Vallecano, Atlético de Madrid, Celta y Sevilla, mientras que solo debe visitar al Málaga, el Levante y la UD Las Palmas.

En los choques ante el Celta y Sevilla, además, es posible que el conjunto vasco tenga la oportunidad de decantar ante su afición la pelea que mantiene con vigueses e hispalenses para hacerse con las plazas de Liga Europa que no obligan a jugar previas en verano.

En esa lucha, el Athletic es ahora séptimo en la tabla a un solo punto de sus dos rivales, quinto y sexto con 48 puntos.

Más complicado parece el camino bilbaíno hacia una nueva final europea, ya que en cuartos se mide al campeón de las dos últimas ediciones, un Sevilla que tiene cogida la medida como pocos equipos a la segunda competición europea. Y, además, con la vuelta en el Sánchez Pizjuán.

Pero en octavos ya superó al Valencia con ese orden de partidos y uno de los mayores éxitos con Valverde, hace dos temporadas, fue clasificarse para la final de la Copa del Rey dando la vuelta en Cornellà-El Prat, donde ha caído en la última jornada, al 1-1 de la ida con el que regresó el RCD Espanyol a Barcelona.

En todas esas peleas en las que sigue vivo en una temporada con cuatro competiciones, el Athletic, no obstante, tendrá que superar el desgaste al que le han sometido los 52 partidos que ya ha disputado y que acabarán siendo a final de curso entre 62 y 65 encuentros.

Un esfuerzo brutal que se paga, sobre todo, en partidos como la visita al Espanyol, con apenas dos días y medio descanso de por medio respecto al choque anterior.

Pero que no merma la ilusión de un equipo que en los últimos años vive un gran momento y para el que verse a finales de marzo vivo en un torneo europeo y en la pelea por la 'Champions' es una excepción. EFE

Comentarios de Facebook