Quantcast
martes, 27 octubre 2020 16:39

El Athletic se embala y vuelve a soñar con la Champions

Ramón Orosa

Bilbao, 14 mar (EFE).- El Athletic Club se ha embalado en las últimos partidos con cinco victorias seguidas, cuatro de ellas en una Liga BBVA en la que se ha aupado a la sexta plaza y en la que sueña otra vez con poder asaltar el último de los puestos de Liga de Campeones, que ha pasado de tener hace tres jornadas a 14 puntos a verlo ahora a solo seis de distancia.

Han sido quince días arrolladores de los de Ernesto Valverde, que no se han limitado a ganar esos cinco encuentros sino que han todos desprendido aroma de goleada. En los cinco ha sido manifiestamente mejor que su rival y los resultados se han quedado cortos para los merecimientos de los leones, como queda reflejado en el 13-3 en global goleador de los cinco choques.

Si acaso, fue el primero de ellos el más igualado. El que jugó en Mestalla hace tres domingos, un choque parejo que decantaron siete minutos de locura goleadora rojiblanca en el tramo final (0-3).

Resultó una victoria capital para el Athletic, que, aún lleno de rotaciones, espantó las malas sensaciones de dos encuentros seguidos en San Mamés en los que perdió el derbi ante la Real (0-1) y sufrió lo indecible frente a un Olympique Marsella superior (1-1) para seguir en la Liga Europa.

Y además devolvió al Valencia, por entonces al alza después de cuatro victorias consecutivas, a su estado depresivo anterior de cara a una eliminatoria europea que se cerrará el jueves en Mestalla y al que el Athletic llega con una mínima pero sólida ventaja de la ida en Bilbao (1-0) que no premió su gran partido sobre el barro del castigado San Mamés.

Ese choque fue el tercero de los cuatro consecutivos en los que el Athletic ha pasado por encima de unos rivales incapaces de seguir su ritmo y de siquiera acercarse a su intensidad en el juego.

Así, ni Deportivo (4-1), ni Sporting (0-2), ni Valencia en la Liga Europa, ni Betis (3-1), tuvieron siquiera posibilidades reales de empatar.

En esos últimos encuentros, además, el gran goleador rojiblanco de los últimos años, el aclamado para la selección española Aritz Aduriz (30 goles en lo que va de curso; máximo artillero nacional en en liga, con 17; y máximo goleador de la Liga Europa, con 7), ha encontrado nuevos aliados ante la meta rival.

Así, jugadores como el novedoso Sabin Merino (7, 5 en Liga) y el ya más acreditado Raúl García (7, 4 en Liga) empiezan a dejar claro que el gol en el Athletic no solo es cosa del ariete donostiarra.

Como también hace unas semanas apuntaba Iñaki Williams (12 goles, 7 en Liga), cuya lesión en un tobillo ha sido de las pocas malas noticias de un Athletic embalado, pleno de moral y juego, que mira con optimismo a los cuartos de final de la Liga Europa y que sueña con una Champions que no dio por perdida ni cuando el Villarreal le sacaba 14 puntos más los enfrentamientos directos.

Entre los de Valverde, son capitales esta temporada las figuras Aduriz, como estilete en estado de gracia; Beñat en uno de los mejores momentos de su carrera, sino el mejor, mandando en los partidos con una suficiencia abrumadora; y Laporte, sobrado en defensa y hasta goleador en el otro área (5 goles, 3 en Liga).

Junto a ellos, Iraizoz está teniendo uno de sus mejores años, Herrerín responde a la confianza del 'Txingurri' en las competiciones coperas; De Marcos y Balenziaga se crecen cada día en los laterales; Etxeita ha recuperado el nivel tras unos partidos ante el Barcelona con problemas; y San José está en un momento espléndido que explica su continua citación por parte de Del Bosque.

Y arriba, a pesar de las lesiones que han asolado a los delanteros -Muniain, Raúl García, Williams, Ibai-, solo falta el regreso del veloz internacional sub-21 con raíces africanas para que Valverde se vea en un problemón para elegir a los titulares.

En definitiva, un escenario casi idílico para el Athletic de cara a la fase de la temporada en la que se decide todo. A la que llega embalado, pleno de juego y de moral, y con la Liga Europa y la última plaza liguera de Champions entre ceja y ceja. EFE

Comentarios de Facebook