Compartir

Madrid, 13 mar (EFE).- Una sorprendente jornada, sin victorias de ninguno de los tres primeros de la clasificación, mantuvo todo igual en el liderato de la Liga Adelante, dominada por el Leganés con cuatro puntos de ventaja y con derrota en casa un año después, y favoreció al Osasuna, cuarto con su triunfo por 3-1 sobre el Alavés.

El conjunto madrileño falló en el último duelo del día, derrotado por primera vez este curso en Butarque. Le superó el Tenerife (0-1), con un golazo de falta directa de Javi Lara a la hora de partido, con una parada indispensable para el triunfo de Dani Hernández al final y con un penalti al poste del visitante Vitolo entre medias.

Un tropiezo inesperado, pero sin efecto ni en su liderato ni en su ventaja al frente de la clasificación, porque el sábado había fallado también el Oviedo, tercero y doblegado en su casa por el Valladolid (2-4), y porque por la mañana lo había hecho también el Alavés, que cedió con el Osasuna, el gran beneficiado de la jornada.

El equipo navarro dio un paso adelante. Ya es cuarto, aún lejos de la cima de la tabla -a siete puntos-, con una remontada sobre el conjunto vitoriano en El Sadar (3-1) y con el punto de inflexión del partido antes de la media hora, con la expulsión del visitante Sergio Mora en el minuto 24 y el empate local apenas dos después.

Roberto Torres, de penalti, niveló entonces el 0-1 que había marcado Raúl García (m. 18) e inició el triunfo del Osasuna, completado en los instantes finales de la primera parte con dos tantos, el 2-1 de Urko Vera, en el 42, y el 3-1 de Nino, en el 45. El Alavés sigue segundo, a pesar de enlazar cinco duelos sin ganar.

También perdió el Córdoba, derrotado en su estadio por el Lugo, que resolvió el duelo en el primer tiempo (1-2). En el minuto 11 marcó Carlos Hernández el 0-1 y, en el 31, el argentino Pablo Caballero logró el 0-2. La respuesta local, insuficiente para puntuar, fue el 1-2 del rumano Florin Andone en el 60.

El bloque verdiblanco, quinto en la clasificación, no ha ganado en toda la segunda vuelta en su campo. Sólo ha sumado, además, dos triunfos en las últimas ocho jornadas, un déficit que pone en duda sus opciones de ascenso directo, pero no su continuidad en la zona de promoción, en la que aguanta con tres puntos de ventaja.

Ahí se acerca el Lugo, a esa distancia del sexto puesto del Zaragoza, y de ahí sale el Nástic con su empate dominical frente a la Ponferradina (1-1). Un gol en propia puerta de Xavi Molina, a los dos minutos, complicó el choque al conjunto catalán, que igualó el marcador en el inicio de la segunda parte por medio de José Naranjo.

El 1-1 aún no alivia la intranquilidad de la Ponferradina, sólo dos puntos por encima de la zona de descenso, a la que regresó el Mallorca ocho jornadas después con un duro golpe contra un rival directo, el Llagostera. Le goleó por 3-0, con un doblete de Juanjo, en los minutos 30 y 61. Entre medias, Josep María Comadeval, 'Pitu', anotó el 2-0 en una victoria incontestable del club catalán.

No le vale para salir de las posiciones directas a Segunda B, en las que prosigue por vigésimo primera jornada consecutiva, pero sí para reactivar sus opciones de permanencia, por la que también pelea el conjunto balear. El 'efecto' Fernando Vázquez en el Mallorca ha perdido fuerza. Sólo ha sumado cuatro de los últimos quince puntos.

El Bilbao Athletic, doblegado el sábado por el Numancia y en el fondo de la clasificación, y el Albacete, derrotado por el Zaragoza y con cambio de técnico desde este domingo, con el fichaje de César Ferrando para reemplazar al destituido Luis César Sampedro, completan las plazas de descenso, de las que se aleja el Huesca.

El conjunto oscense aprovechó todos esos resultados con un triunfo en El Alcoraz frente al Alcorcón (1-0). Sufrió para conseguirlo, con un gol de Jesús Valentín, pero la transcendencia para su presente en la clasificación es incalculable. Ya tiene tres puntos de colchón sobre el descenso con un partido pendiente, el que disputará en su estadio el próximo miércoles frente al Mallorca. EFE