Compartir

Pamplona, 1 mar (EFE).- El Juzgado de lo Social número 3 de Pamplona ha celebrado hoy el juicio por la demanda de Osasuna contra el jugador Mamadou Koné y el Racing por incumplimiento de contrato, en el que ha destacado el testimonio del entonces presidente osasunista Miguel Archanco, que ha dicho que no autorizó la firma recogida en el contrato enviado a la Liga de Fútbol Profesional.

Archanco, presidente cuando supuestamente se contrató a Koné, en enero de 2014, ha asegurado, citado como testigo por la parte demandada, que no dio “ninguna orden” al entonces gerente, Ángel Vizcay, para firmar el contrato de Koné, cuando en el contrato depositado en la LFP figura el corchete “Presidente de Osasuna: Miguel Archanco y por orden”, aparece la firma de Vizcay.

La defensa de Osasuna ha defendido la validez del contrato al indicar que el jugador se lo remitió por correo electrónico con su firma escaneada a su agencia de representación en ese momento, Promosport, mientras que el abogado de Koné ha dicho que el jugador no mandó ese correo y que debería ser en todo caso una “firma original” y el propio jugador ha asegurado que no firmó el contrato.

El letrado del Racing ha defendido que el club cántabro no intervino en este asunto y que “en ningún caso cabe responsabilidad civil subsidiaria”, cuando Osasuna reclama 12 millones de euros en función de la cláusula de rescisión que estaba fijada en el supuesto contrato.

El testimonio más destacado del juicio, que ha durado casi cinco horas, ha sido el de Archanco, presidente de Osasuna entre 2012 y 2014, al asegurar que no autorizó a firmar el contrato que recoge la LFP: “No he dado ninguna orden a Vizcay para firmar a Koné”, ha aseverado.

Archanco ha admitido que estaba “conforme” de fichar a Koné y que firmó un “documento” para que el director deportivo de Osasuna, Petar Vasiljevic, se lo remitiera a Promosport con las condiciones del contrato, un acuerdo que supuestamente fue devuelto firmado a Osasuna tres días después, pero no el enviado a la LFP firmado por Vizcay.

Ha indicado que Vizcay tenía “poderes estatutarios” para firmar contratos, pero ha incidido que no le dio la orden. “No lo autoricé”, ha dicho.

Archanco, que está siendo investigado en una causa penal por presuntas irregularidades durante su mandado en Osasuna, ha afirmado que las diligencias abiertas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, por una querella de la LFP y una denuncia Osasuna, no cambian su ánimo “para nada” para prestar testimonio en este juicio.

El actual presidente de Osasuna, Luis Sabalza, ha afirmado a los periodistas tras el juicio que la declaración de Archanco sobre la firma en el contrato “es una cuestión meramente jurídica” y ha señalado que Vizcay tenía “poderes dados por la junta directiva” para hacer este tipo de gestiones y “la firma es válida”.

Al preguntarle por si el testimonio de Archanco estaba condicionado por la demanda de Osasuna en la vía penal, Sabalza ha dicho: “Me da la impresión que ha dicho lo que sabía y punto. No puedo opinar más”.

Koné, que actualmente juega en el Oviedo cedido por el Racing, cuyo presidente es el abogado del jugador, Manuel Higuera, ha negado que firmara el contrato e incluso ha dicho al juez que no sabe escribir castellano y le cuesta leerlo.

El delantero marfileño ha admitido no obstante que consintió negociaciones a través de su agencia de representación con Osasuna y otros clubes como el Almería y el Rayo Vallecano, aunque ha defendido que no firmó ningún contrato con el club navarro.

El titular del Juzgado de lo Social número 3, Carlos González, ha dado 20 días procesales de plazo a Osasuna para cerrar las conclusiones por escrito y 20 días más a la defensa de Koné y del Racing, a la espera de la resolución firme de la vía penal de la querella interpuesta por el jugador contra dos miembros de Osasuna por supuesta falsificación de su firma. EFE

fz/ism