Compartir

Redacción deportes, 21 feb (EFE).- El Alavés seguirá una semana más al frente de la clasificación de la Liga Adelante, aunque con tan sólo dos puntos de ventaja sobre el Leganés, tras lograr este domingo un agónico empate (1-1) ante el Almería, gracias a un gol de Raúl García a falta de dos minutos para la conclusión del tiempo reglamentario.

Un “tropiezo” que no supo aprovechar el Oviedo, tercer clasificado, para recortar su desventaja con los vitorianos, tras igualar hoy 1-1 en el campo del Girona, en una jornada en la que el Osasuna se situó a las puertas de la promoción de ascenso, al empatar 1-1 con el Zaragoza.

El conjunto vasco, que hace dos jornadas aventajaba en seis puntos a los madrileños, ha visto reducida en cuatro puntos su ventaja sobre el Leganés, tras encadenar dos empates consecutivos, el último hoy ante un Almería (1-1), que se dejó escapar la victoria en Mendizorrotza en los últimos instantes.

Minutos finales marcados por la polémica expulsión del delantero del conjunto andaluz Quique González, que vio su segunda tarjeta amarilla a los 85 minutos, tras retrasar su salida del campo, a causa de la lesión de su compañero Fatau, cuando ya había sido anunciado su cambio.

Superioridad numérica que no desaprovechó el Alavés para igualar (1-1) la contienda tres minutos más tarde, en el 88, con un gol de cabeza de Raúl García, que permitirá al equipo vitoriano llegar como líder a Butarque, donde se medirá la próxima semana con el Leganés.

Un empate que no pudo aprovechar el Oviedo, tercer clasificado, para reducir su desventaja con el Alavés, tras igualar este domingo (1-1) en su visita al campo del Girona, en un encuentro en el que los asturianos se adelantaron en el marcador a los 59 minutos de juego con un gol de Néstor Susaeta de penalti.

Tanteador que se encargó de nivelar (1-1) definitivamente para los catalanes, que acumulan ya seis jornadas consecutivas -tres victorias y tres empates- sin conocer la derrota, con un gran lanzamiento de falta del defensa Pedro Alcalá a los 77 minutos de juego.

Un resultado que mantiene al Oviedo en puestos de promoción de ascenso, a los que también aspiran el Osasuna y el Zaragoza, que igualaron hoy 1-1 en un atractivo duelo, en el que el portero visitante Manu Herrera fue el gran protagonista.

El guardameta del conjunto aragonés impidió la victoria navarra al imponerse en dos mano a mano, primero al joven canterano Antonio Otegui, y posteriormente al esloveno Matej Pucko, con el marcador ya con empate 1-1, en la segunda mitad.

Fase de ascenso a la que también aspiran otros dos históricos como el Valladolid, que no pudo pasar hoy en casa del empate (2-2) con el Numancia, y el Elche, que rescató un punto (1-1) ante el Huesca con un gol de penalti de Sergio León, máximo goleador de la categoría, a falta de diez minutos para la conclusión.

Protagonismo goleador que en el caso de Valladolid recayó en el delantero Roger Martí, que tras abrir a los cuatro minutos el marcador (1-0) para los “pucelanos”, estableció en el 62 el definitivo 2-2 con un fortísimo disparo lejano, que permite a los de Miguel Ángel Portugal seguir soñando con los puestos de promoción de ascenso, de los que en estos momentos le separan tres puntos

Por su parte, el Tenerife se alejó de la zona baja de la tabla, tras romper este domingo una racha de cuatro jornadas sin vencer -dos derrotas y dos empates-, al vencer hoy por 3-1 al Llagostera, penúltimo clasificado, con dos goles de Alexander Mesa “Nano” y otro de Suso Santana. EFE