Compartir

El Hotel Regency de Dublín (Irlanda) ha vivido en las últimas horas momentos de pánico y terror. Durante el pesaje del combate de boxeo que iba a enfrentar al local Jamie Kavanagh y al portugués Joao Bento, un grupo de individuos asaltó la sala y se puso a disparar con fusiles de un calibre muy similar a los del AK47.

Los medios locales aseguran que los asaltantes, vestidos de policía, podrían formar parte una de las múltiples bandas de crimen organizado que operan en la Costa del Sol. Según las informaciones, los disparos provocaron la muerte de una persona y varios heridos de gravedad.

Los boxeadores, tal y como se ve en el vídeo, salen corriendo para evitar los disparos, al igual que muchos de los fans presentes en la sala. El combate, en el cual se disputaban Kavanagh y Bento el título del WBO European Lighweight, se ha suspendido.